Juicio contra Air Berlin por dejar morir a un perro bajo el sol

Juicio contra Air Berlin por dejar morir a un perro bajo el sol

Nano es la terrible noticia de la que se habla esta semana. Nano era un bulldog inglés que murió el pasado mes de julio por el deficiente trabajo realizado por unos trabajadores de la aerolínea Air Berlín.

 

Nano murió deshidratado a causa de un golpe de calor cuando los operarios de la empresa alemana lo dejaron expuesto al sol durante una hora en la zona de estacionamiento del aeropuerto.

 

La pesadumbre del dueño empezó una hora antes de la salida del avión, cuando el operario encargado de recoger y transportar al perro se opuso a ponerle un cuenco de agua dentro del transportín. Era un vuelo a Palma desde Sevilla con las altas temperaturas que hay en pleno mes de julio, por lo que el dueño seguía insistiendo en que dieran agua al animal si lo veían sofocado por el calor.

 

Francisco Javier Ramos, dueño de Nano, explicó en un comunicado que "desde los ventanales de las puertas de embarque se veía otro avión hacia el que llevaban transportines con mascotas, que iban en los carros de las maletas con un techo de lona para que no les diera el sol y no tardaron más de diez minutos en embarcarlos", pero para su disgusto, su mascota no se encontraba en las mismas condiciones, según explica "iba en una especie de elevador con cabina acristalada para el operario y una plataforma donde estaba el transportín a pleno sol y sin toldo, sin nada que le protegiera".

 

Ya en el aeropuerto de Palma, Francisco Javier Ramos estuvo esperando a que su mascota saliera por la cinta sin ninguna explicación por parte de nadie, y tas 15 minutos de espera lo llevaron a otro lugar menos transitado del aeropuerto para comunicarle que el perro estaba tumbado sin moverse dentro del transportín y quizá necesitaría atención veterinaria.

 

Pero la desagradable sorpresa llegó cuando los operarios de la aerolínea trajeron en transportín y el dueño puedo comprobar con sus propios ojos que el perro no estaba herido ni bajo ningún golpe de calor, el perro desgraciadamente había muerto ya.

 

Air Berlin, tas haber dejado morir a un perro bajo el sol tuvo la poca vergüenza de ofrecerle a Francisco Javier un bono de 100 € para volar de nuevo con la “low cost” alemana. Como es de esperar, la aerolínea tampoco se hizo cargo del transporte e incineración de Nano.

 

El juicio contra Air Berlín se realiza hoy en Palma, esperamos desde nuestra Escuela que la empresa alemana pague por su gran negligencia que ha acabado con la vida de un animal, aunque Francisco Javier nunca recuperará a Nano. Esperamos también que no se repitan este tipo de situaciones al trasladar animales como si de maletas se tratase.  

Publicado
el 15-10-2013
compartelo...
Últimas noticias
Después de muchos meses de trabajo, muchas ganas y mucha ilusión, hoy tenemos el placer de presentaros la nueva web que luce hoy Mónica Gómez. ver más
¿Realmente las mascotas comprenden lo que significa la muerte? Desde Mónica Gómez, queremos reflexionar sobre la responsabilidad de tener una mascota así como las repercusiones que tienen en ellos, la ausencia de una persona cercana.ver más
Hoy en Mónica Gómez os hablamos del nacimiento de una app para smartphones que contribuye a ello y facilita el proceso. Hablamos de Matchcota, una asociación sin fines de lucro. . ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual
Tu web sin complicaciones
Profesionales web