De animal exótico a mascota de compañía

De animal exótico a mascota de compañía

 

Cuando hablamos de mascotas, lo primero que se nos viene a la cabeza es un perro, un gato, una tortuga, roedores o pájaros como animales de compañía. Sin embargo, por moda, hobby o ignorancia hay quienes prefieren especies exóticas a pesar de las consecuencias que ello supone.

 

Es entonces cuando cabe preguntarse dónde está la línea roja de qué animales pueden ser mascotas y cuáles no, dónde están los límites legales.  En España, existe un catálogo compuesto por más de 202 especies exóticas prohibidas por ser consideradas invasoras.

 

En él, figuran desde algas hasta reptiles, pasando por otras especies como anfibios, aves o crustáceos. Desde la página web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente —que es el organismo encargado de actualizar el listado— se aclara que una especie invasora es «aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o seminatural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética». Una definición que establece la Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.

 

Algunas de las especies que aparecen son: 

 

  • Sapo marino o el sapo común asiático propio de climas tropicales y subtropicales
  • Codorniz y el ruiseñor japoneses
  • Mapache
  • Cobra Real
  • Camaleones
  • Cerdo Vietnamita

 

Los hurones por ejemplo, en España es legal tenerlos como mascotas, pero ilegal utilizarlos para cazar. 

 

Animales que resultan agresivos, contagian enfermedades y ponen en peligro a especies autóctonas. Asimismo, requieren de ciertos cuidados especiales, tiempo y deben estar en condiciones concretas propias de su hábitat natural. No son aptos para vivir en una casa encerrados,a demás, los privas de la convivencia con sus congéneres, esencial para que aprendan a sobrevivir. Comprando animales exóticos, contribuyes a la caza furtiva y al contrabando


Las protectoras están llenas de perros y gatos deseosos de ser adoptados y recibir cariño. ¿Qué necesidad tiene el ser humano de buscar animales exótiso y sacarlos de su hábital natural? Las modas tienen mucha culpa de ello, y las películas también. Cuando salió en los cines y televisiones la película Rango, las tiendas especializadas vendían más de 50 camaleones al día.

 

Como consecuencia, estas decisiones irresponsables las acaban sufriendo los propios animales quienes son abandonados en un hábitat que no es el suyo y en el que no podrán sobrevivir. Sin embargo, puede darse el caso contrario, y es que cuando una especie invadora no tiene competencia se adapta al clima y puede propagarse con facillidad dando lugar a una plaga. Por ejemplo, el caso de los cerdos vietnamitas es bastante conocido dado que al ser abandonados se han reproducido al juntarse con jabalíes. 

 

Publicado
el 21-03-2017
compartelo...
Últimas noticias
Una masa peluda de cuatro patas y cubierta de cordones. Así es el Puli, una raza de perro curiosa que hoy en Mónica Gómez te presentamos. ver más
La Perruquería, uno de los centros de formación Mónica Gómez Escuela De Peluquería Canina desde 2013 en Cuenca capital, se traspasa por motivos personales y de salud.ver más
Si eres un verdadero amante de los animales, te interesa el post de hoy en Mónica Gómez. Hoy os contamos cómo podemos contribuir a hacer un mundo mejor y qué puedes hacer por los pequeños peludos. ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual
Tu web sin complicaciones
Profesionales web