El cahorro y su etapa de socialización

El cahorro y su etapa de socialización

Hace unos días os contamos un poquito sobre las primeras etapas de vida de nuestros cachorros, su desarrollo inicial, las etapas de aprendizaje... y hoy nos vamos a centrar en la importancia de la etapa de socialización y el desarrollo del carácter de nuestra mascota.

 

Recordamos que desde los primeros días, en el periodo neonatal (los primeros 12 días) el cachorro ya interactua con el ambiente y empieza su aprendizaje, por tanto, desde el comienzo debes proporcionarle todo tu afecto y atención, ya que estos primeros días le marcarán para siempre.

 

Durante la siguiente breve etapa, el periodo de transición (de los 12 a 21 días), los cachorros ya empiezan a ver y oír, y si convive con su madre y hermanos, ya comienzan a jugar con ellos. En esta etapa ya pueden empezar a controlar su micción y defecación.

 

La siguiente etapa, el periodo de socialización (hasta los 3 meses), es la etapa que más va afectar a la vida de nuestro perro, en la que nos vamos a centrar hoy. En esta etapa debe socializarse, es decir, debe vivir todas las situaciones con las que se encontrará a lo largo de su vida. Algún problema en esta etapa le puede causar miedos y fobias a alguna situación o cosa. Es por ello que la sobreprotección de los dueños puede causarle a la mascota comportamientos compulsivos y hasta agresividad, además de miedos generalizados.

 

Los cachorros, hasta aproximadamente la quinta semana, no empiezan a experimentar el miedo. Se puede observar en ellos un cambio progresivo hasta la octava semana, en las que reducirán la exploración y la tendencia a relacionarse de estas primeras semanas. Debemos tener en cuenta que a las diez semanas los perros ya experimentan el miedo, y si no adecuamos bien nuestros métodos de educación, como castigarles de manera excesiva, se podría perjudicar el desarrollo de su comportamiento. Cuando castigamos al cachorro sin una causa coherente para él, o a destiempo, creamos en él un estado de ansiedad, ya que no sabe cuál ha sido el problema, y por tanto cuándo va a volver a ser castigado.

 

El destete también tiene lugar en esta etapa, por lo que debemos hacer que el cachorro pruebe nuevos alimentos. Una de las hipótesis de las consecuencias del destete precoz es que muerdan diferentes objetos.

 

Ante todo debemos tener en cuenta que al separar de manera temprana a un cachorro de su madre, le estamos condicionando sus primeras experiencias, por lo que debemos ser nosotros los que lo ayudemos a adaptarse a su nuevo entorno, que aprenda qué es lo que está bien y qué es lo que no está bien. El cachorro en cada nueva situación experimenta para conocer las consecuencias. Cuando tengamos problemas de comunicación con nuestra mascota, o tengamos dudas, podemos ayudarnos preguntando a profesionales para que más adelante no se convierta en un problema más serio.

Publicado
el 20-08-2013
compartelo...
Últimas noticias
Pipper se ha convertido en un verdadero influencer y en el primer perro turista que da la vuelta a España descubriendo al espectador los lugares más dog friendly. ver más
En Escuela Mónica Gómez, amantes de la formación canina, ponemos a tu disposión diversas modalidades de cursos presenciales para que te formes profesionalmente, utilizando métodos de estudio avanzados, directos y prácticos.ver más
Hoy nos trasladamos a Galicia para conocer esta iniciativa que la Asociación Os Biosbardos ha puesto en marcha para fomentar las adopciones y un hogar feliz a sus mascotas. Te lo contamos en Mónica Gómez.ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual
Tu web sin complicaciones
Profesionales web