Zooterapia: Cómo nuestros perros pueden ayudarnos

Zooterapia: Cómo nuestros perros pueden ayudarnos

La zooterapia está basada en la interacción de los animales y las personas y los beneficios que se pueden producir en las personas. Es una terapia donde los terapeutas especializados trabajan junto con los animales con el fin de tratar enfermedades, sobre todo en niños y servir de apoyo en tratamientos.

 

La zooterapia es una metodología psicoeducativa en la que el nexo entre el psicoterapeuta y el niño es el animal. La mascota desarrolla un importante papel en el estímulo de los niños con diferentes capacidades. Las especies más utilizadas para esta terapia son perros, caballos, conejos y delfines.

 

El objetivo de esta terapia de contacto entre seres humanos y animales es mejorar la calidad de vida de los pacientes a través de la estimulación y rehabilitación física, psíquica, emocional y social.

 

La zooterapia puede usarse para el tratamiento de niños con retraso mental, trastornos generalizados del desarrollo en niños, para rehabilitaciones psíquicas como la depresión, agresividad, fobias... Este tipo de terapia también es beneficiosa, además de para personas con discapacidades psíquicas y físicas, para personas mayores en residencias, ya que las mascotas son un fuerte punto de apoyo y motivación, que fomenta el desarrollo de la responsabilidad y emotividad.

 

Esta terapia no es convencional, ya que se centra en las emociones, en la comunicación a través del cuerpo. Está demostrado que acariciar a una mascota produce efectos relajantes, disminuye la frecuencia cardíaca, la frecuencia respiratoria y la tensión arterial...

 

La terapia asistida por animales tiene muchos beneficios: beneficios físicos como mayor estimulación física y mental, mejora de las destrezas motoras... Beneficios mentales como el Incremento del autoestima, de la atención, reduce estrés, la soledad, ansiedad. Mejora en la sociabilidad, aumenta el deseo de involucrarse en una actividad en grupo, y es una distracción positiva para las personas, se observan sus reacciones, sus movimientos, se producen juegos con el animal..

 

Dicho ésto, cuando acariciamos a nuestro perro no simplemente le estamos ofreciendo nuestro cariño, si no que él también nos está ayudando a mejorar nuestras emociones y sentirnos mejor.

 

En este video podéis ver un niño con parálisis cerebral e incapacidad para relajar los músculos cerebral acariciando un perro, y como este le ayuda a conseguirlo.

 

Publicado
el 08-07-2013
compartelo...
Últimas noticias
Hoy os presentamos el sueño de Raquel, ex-alumna de Mónica Gómez, que ha abierto recientemente un nuevo centro de peluquería canina y estética en Guadalajara. ver más
El pasado 7 y 8 de abril, ha tenido lugar en el Pabellón de Exposiciones de la Magdalena (Asturias- Avilés) la II Examinación IGA y I Campeonato de España en el que han participado dos profesores de la Escuela Mónica Gómez: Kike Tenza y Conchi Gil. ver más
Conocer la expresión corporal de tu mascota te permite mejorar la relación con ella y entender mejor sus necesidades. Hoy en Mónica Gómez te damos algunos consejos clave. ver más
Síguenos en Facebook
Últimos tweets
Aula virtual
Tu web sin complicaciones
Profesionales web